Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

Métodos Anticonceptivos Naturales: ¿Cuáles son?

17 de Septiembre del 2014

Es posible tener un método anticonceptivo donde no se utilicen preparados hormonales o utilizar dispositivos de barrera.


La ventaja de todos ellos es que no son invasivos por lo que los efectos adversos descritos con los anticonceptivos hormonales o de barrera no se dan. La desventaja es que requieren compromiso, información previa y mucha comunicación entre la pareja para que cumplan su objetivo.


En este artículo vamos a hablar de ellos de modo general:


El método del moco cervical o método de Billings: El moco cervical cambia en aspecto y elasticidad de acuerdo a si se está ovulando o no. El moco típico de la etapa fértil es muy fluido y no ofrece resistencia al estiramiento. Al tomar un poco de moco de la zona interna del canal vaginal con el dedo índice y al juntar el dedo pulgar e índice y separarlos, el moco de la ventana fértil se estira sin romperse.


Es en estos días donde se debe evitar la relación sexual. Y el moco aparece, en un ciclo promedio de 26 a 30 días, entre el día 10 a 16 desde el primer día de menstruación.


Fuera de la ventana fértil, el moco es espeso, poco fluido y no se estira al tomarlo con los dedos. Es uno de los mejores métodos de planificación natural, no obstante requiere cierto periodo de aprendizaje previo y una pareja involucrada con el método.


El método del ritmo, Ogino Knaus o calendario: Dado que la ovulación se da 14 días antes del inicio de la siguiente menstruación, si se tiene un ciclo menstrual que dura siempre el mismo tiempo y se conoce dicho tiempo. Al tener el total de días, se le resta 14 y esa es la fecha más probable de ovulación. Como la ventana ovulatoria va 3 días antes o después. Se tiene que tener en cuenta todas estas fechas.


Es posible la variación en días de ovulación por eventos agudos o una variación natural en los ciclos de menstruación y esto ha hecho que, a pesar de ser un método muy conocido, sea el que más tasa de fracaso tenga.


Método de la temperatura basal: Normalmente, luego de la ovulación, la temperatura corporal en la mujer sube ligeramente por acción de la elevación normal de la progesterona, la hormona de la segunda mitad del ciclo menstrual. Si la mujer anota todos los días al despertarse su temperatura y nota este cambio cerca a la mitad de su ciclo, es el momento más probable de ovulación. Como la ventana ovulatoria es más extensa, se debe evitar tener relaciones sexuales al menos 4 días antes del cambio de temperatura y tres días después a dicho aumento.


Para que sea bien aplicado requiere que la mujer conozca previamente los cambios de temperatura en su cuerpo.


Coitus interruptus o coito interrumpido: Consiste en retirar el pene de la vagina antes de que se produzca la eyaculación. Lamentablemente, en las primeras secresiones que lubrican al miembro viril ya hay espermatozoides y por lo tanto la probabilidad de falla es muy alta.


Si hay contraindicaciones claras para el uso de métodos hormonales o de barrera, combinar estos métodos naturales puede darnos una eficacia mayor y por ello es importante conocerlos.