Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

Estrógenos y cáncer de mama

08 de Octubre del 2014

Todas las mujeres en algún momento tienen una idea de que son los estrógenos y la importancia que tienen principalmente como hormonas que participan en la ovulación y menstruación.


La producción de estas hormonas son críticas en la ovulación, en el crecimiento fetal durante el embarazo y, en ocasiones, la disminución de su producción se asocia a síntomas de transición menopáusica, principalmente bochornos.


En la adolescencia define la aparición de los caracteres propios de la mujer y que imprimen su feminidad como es el desarrollo de las mamas y las caderas.


El ovario y la placenta son las principales fuentes en la mujer, pero un porcentaje también se produce en la glándula suprarrenal. Hay mayor estrógeno en la mujer con mayor tejido graso toda vez que éste tiende a acumularse en ese tejido.


La producción del estrógeno no es exclusiva de la mujer. En el varón hay una producción pequeña en la glándula suprarrenal y existen además fitoestrógenos (los estrógenos producidos en las plantas, abundantes en granos como la soya, la linaza, el arroz) y xenoestrógenos (moléculas sintéticas o no que actúan como estrógenos en los tejidos, comunes en cosméticos, cremas, antitranspirantes).


No obstante, como toda hormona, si está en concentraciones excesivas o algunos tejidos que son sensibles a su acción se sobreexponen, hay más riesgo de desarrollar tumoraciones asociadas a esta hormona.


¿Cuál es el rol normal del estrógeno en la mama?


Cada mes, el estrógeno hace que las glándulas en la mama se diferencien, proliferen y maduren. Al no haber embarazo este proceso se repite mes a mes por todos los años que dure la etapa fértil de una mujer. Esta diferenciación es muy necesaria para que luego la mama pueda producir leche durante la lactancia.


¿Cómo se puede una mujer sobre exponer al estrógeno?


De tres maneras:


  • Pocos bebés, primer embarazo por encima de los 30 años y poco período de lactancia.

o   Con esto la exposición al estrógeno es muy alto. Hace 2 o 3 generaciones atrás la lactancia duraba más (menos presión laboral) y los embarazos comenzaban alrededor de los 20 años.


  • Mayor porcentaje de grasa corporal

o   Con el mayor consumo de carbohidratos y menos actividad física, el porcentaje de grasa es mayor y con ello la actividad del estrógeno sobre la mama


  • Mayor exposición a fito y  xenoestrógenos.

o   Tanto los fitoestrógenos como los parabenos presentes en los cosméticos que se utilizan de rutina, lo que no era antes, probablemente contribuya a mayor exposición a sustancias que actúan como estrógenos en el cuerpo


El primer ítem es difícil de regular, pero el segundo y tercero si es deseable mantenerlo optimizado con una nutrición balanceada y moderando el uso de sustancias ricas en parabenos.


Si a la ecografía se detectan mamas fibroquísticas o a la mamografía mamas muy densas (con mucho tejido mamario activo) es mejor evitar las terapias hormonales como anticonceptivos y terapias de reemplazo en el climaterio, mantener una actividad física regular y moderar el consumo de granos ricos en estrógeno.