Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

Anticonceptivos y Menstruación Irregular: ¿Realmente regulan el ciclo?

26 de Noviembre del 2014

En promedio, entre el inicio de una menstruación y la siguiente pasan 28 días y los extremos considerados normales poblacionalmente van con ciclos de cada 25 a 30 días.


Pero un porcentaje muy importante de mujeres tienen ciclos muy irregulares con intervalos que superan los 35 a más días entre menstruación y menstruación.


Ante este síntoma se acude al médico, el cual casi siempre afirma que el problema es la aparición de pequeños quistes en los ovarios los cuales impiden una menstruación regular. Luego se dice que para desaparecer dichos quistes es necesario comenzar a tomar terapias hormonales que usualmente también se utilizan como anticonceptivos. En un periodo de entre 3 a 6 meses.


Cuando la paciente accede a este tratamiento es muy probable que, tal como el especialista se lo comentó, el ciclo menstrual se vuelva muy periódico y regular, de cada 28 días.


Luego de 3 meses o más, al momento de acceder a una ecografía, es posible que el aspecto de quistes haya desaparecido y así se procede a retirar el anticonceptivo propuesto.


Si bien algunas pacientes logran mantener ciclos regulares, en la mayoría de ellas luego de algunos meses vuelven a tener ciclos irregulares.


¿Qué sucedió si llevaron el tratamiento? Pues es posible que en aquellas pacientes que el síntoma de menstruación irregular recurra es porque no se corrigió la causa que ocasiona la menstruación irregular.


Las demoras en la menstruación reflejan una demora en la ovulación y esta demora es por un desbalance nutricional y/o metabólico que afecta la ovulación. Como el anticonceptivo no corrige este desbalance, cuando se deja de tomar, el problema recurre.


Y es que la paciente que utiliza anticonceptivos no está menstruando en realidad, lo que tiene es una pseudo menstruación o sangrado por supresión brusca del contenido hormonal de los anticonceptivos, al momento de tener los 7 días de descanso o tomar las píldoras de color blanco, antes de comenzar la siguiente caja.


En esos días, al disminuir el contenido hormonal en la sangre aparece un sangrado por supresión. Como los días de descanso son cada 21 o 24 días si o si, el ciclo de sangrados se hace regular, pero en ningún momento esa regularidad es una menstruación pues el ovario no está ovulando esos meses, pues el anticonceptivo impide la ovulación.


Al impedir la ovulación el ovario disminuye su volumen y con ello los folículos que contienen a los óvulos que parecen pequeños quistes desaparecen con lo que da la sensación de que los “quistes” se han reabsorbido. Nuevamente, al dejar de utilizar los anticonceptivos, el aspecto de micro quistes puede volver.


Como vemos, los anticonceptivos actúan como sintomáticos, pero no resuelven la causa, pues no es la falta de anticonceptivos lo que ocasiona la menstruación irregular.