Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

LA MENOPAUSIA

03 de Octubre del 2012

¿siempre trae molestias?

Muchas mujeres adultas sienten preocupación cuando están acercándose a esta etapa de la menopausia pues han visto en amigas o familiares cercanos muchos cambios que no desearían tener ellas mismas. ¡O ya las están teniendo!

Cambios en el estados de ánimo, en la sensación de bienestar, con molestias en muchas partes del cuerpo, en la imagen corporal al ganar mas peso y muchas veces estos cambios han impactado negativamente en las relaciones con otros miembros de su entorno y entonces ¡nadie quiere que lleguen estos momentos!

Mucho más cuando actualmente se ve que son muy pocas las mujeres que llegan a esta etapa y el único cambio que notan es que ya no menstrúan.

Pero…si es la menopausia la causante de todos estos cambios emocionales y físicos ¿por qué hay algunas mujeres que sienten muy pocos cambios? ¿No podría darse verdad?...pero se da.

Así que existe una pregunta válida: La menopausia ¿siempre trae molestias? Pues NO, sino no habrían mujeres que no sienten nada en la transición.

Acá explicamos cómo puedo llegar a esta etapa y ser una de las privilegiadas que no sienten molestias.

Primero, la menopausia es un estado natural en la mujer, como muchas otras etapas en su vida, y dudamos mucho que al ser un evento inevitable esté diseñada para ocasionar solo cambios incómodos.La menopausia vendría a ser como el cambio de clima, un evento inevitable. Y ante este evento muchos tienen infecciones respiratorias desde muy leves a severas.

Es tentador para los que se enferman pensar que es el invierno la causa de su estado, pero no es la causa, es un precipitante…yo tengo que llegar predispuesto o con vulnerabilidades que me hacen susceptible a enfermarme. Por ello, ante el cambio de clima hay muchas personas que ni siquiera tienen un resfrío leve.

Lo mismo es la transición hacia la menopausia, tengo que llegar con ciertas predisposiciones para que afecte mi bienestar y así, si éstas condiciones no están la menopausia no sería una etapa de grandes cambios. Mientras más factores que pueden hacerme sentir malestar estén presentes, más molestias puedo sentir.

Vamos a comentar los más frecuentes: el primero es el ganar mucha grasa corporal con los años. Así se ha visto que los bochornos, los dolores articulares y el ánimo depresivo, son más comunes durante la menopausia si se ingresa a esta etapa con demasiada grasa corporal en el cuerpo.

El acumular grasa corporal depende la mayoría de veces de un estilo nutricional (a veces asumido como correcto) pobre en alimentos estructurales y rico en alimentos energéticos. El exceso de alimentos energéticos el cuerpo no lo elimina, sino que lo convierte en grasa para almacenarlo y esto es independiente del peso corporal.

El otro factor es un deterioro acelerado y no intencional de las hormonas que utilizan esta energía de los alimentos. Si no están en concentraciones óptimas los tejidos no pueden utilizar adecuadamente esta energía y por lo tanto dejan de funcionar bien y así aparece animo depresivo, dolores musculares y/o articulares, intestino lento, piel reseca y un largo etcétera. Y al no utilizar adecuadamente la energía hay más para almacenar y entonces se crea un círculo vicioso ocasionando una crisis.

Y en todo esto ¿el estrógeno? Pues es una hormona que de modo inevitable deja de producirse, en todas las mujeres, las que tienen y no tienen molestias con la menopausia, así que, si bien en algunos procesos ayuda, no parece ser su reemplazo una prioridad ni su ausencia la causa de las molestias.