Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

Miomas y Fertilidad

25 de Marzo del 2015

Los miomas en el útero son los tumores benignos más frecuentes que afectan a la mujer actual. Hasta un 40% de mujeres por encima de los 30 años los tendrán y a los 50 años se pueden encontrar hasta en un 70% de las mujeres.


El principal factor de riesgo es la edad debido a la ovulación incesante y más prolongada actualmente por el inicio temprano de la menstruación, el retraso en iniciar la maternidad y el acortamiento del periodo de lactancia. Todos factores que promueven una exposición excesiva al estrógeno y progesterona, hormonas que facilitan el crecimiento de estas tumoraciones.


Otros factores de riesgo importantes son la predisposición genética y el sobrepeso pues en el tejido graso hay más producción de estrógeno y además mayor exposición a factores de crecimiento similares a la insulina.


Los miomas pueden ser únicos o múltiples y pueden estar ubicados cerca de la capa central y funcional del útero, el endometrio, sitio donde crecen los bebés; pueden estar a nivel de la pared muscular del útero denominados intramurales o ubicados en la zona externa del útero cerca de la serosa denominados subserosos.


Si los miomas afectan o no la fertilidad es motivo de controversia toda vez que muchas mujeres con miomas quedan embarazadas espontáneamente sin mayor problema y los problemas de fertilidad incrementan con la edad al igual que los miomas.


No obstante, queda claro que algunos de ellos principalmente por ubicación, número y tamaño, pueden complicar y asociarse a demoras en la fertilidad. Sólo en el 3% de pacientes con demoras en la fertilidad son el único factor encontrado así que una valoración exhaustiva de todas las causas posibles de infertilidad es siempre muy importante.


Los miomas ubicados de modo externo, los subserosos, es poco probable que afecten la fertilidad y por lo tanto su extirpación no aporta beneficios.


Los miomas intramurales de gran tamaño, más de 4 cm, y los miomas subserosos, sí pueden comprometer la fertilidad y debe considerarse su extirpación.


En mujeres con abortos espontáneos a repetición y presencia de miomas, siempre está indicado su extirpación.


Los mecanismo por los cuales los miomas pueden complicar la fertilidad son múltiples: alteración de la contractilidad uterina con alteración del transporte de los gametos, distorsión de la cavidad uterina que altera la vascularidad endometrial y compromete la implantación embrionaria, efectos mecánicos sobre los ovarios, obstrucción de las trompas, alargamiento o deformación del cuello uterino.


La valoración de la integridad anatómica del útero se valora mejor con una ecografía transvaginal con ecógrafos de alta resolución. Acudir a centros especializados confiables en diagnóstico y manejo de estas tumoraciones es lo más importante pues cada caso debe valorarse del modo lo más individualizado posible.