Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

Infecciones vaginales en el verano

13 de Febrero del 2013

 


Cómo prevenirlas


 


Con el aumento de la temperatura ambiental y la mayor humedad, propios de la estación de verano, son muchas las pacientes que comienzan a padecer de infecciones en la zona íntima lo cual puede afectar su bienestar.


La mucosa vaginal de por sí mantiene una humedad natural al tener una lubricación constante, no obstante, cuando la humedad en la zona íntima se excede, favorece la proliferación de los microorganismos propios de la zona íntima y con ello síntomas como mayor flujo, irritabilidad, prurito, olor sui generis y molestias durante las relaciones.


Para evitar todo esto existen algunas medidas que puedes tener en cuenta:


- Si utilizas protectores diarios, éstos deben cambiarse con mucha frecuencia, 5 a 6 veces al día. El poco recambio
  favorece la proliferación de bacterias que podrían ocasionar olor cargado.


- Las truzas de preferencia deben ser de algodón sin licra, así garantizan que absorban adecuadamente la mayor
  humedad posible.


- Evitar el lavado constante de la zona íntima pues mientras más se humedece mayor riesgo de proliferación de
  microorganismos.


- Si vas a la piscina o a la playa, hay que secar el cuerpo con regularidad y permanecer poco tiempo con la ropa muy
  húmeda.


- Utiliza preservativo, esto para evitar el semen que es muy alcalino y si ya comienza una pequeña infección puede
   favorecer que empeore


- Evita abusar de bebidas con alto contenido de azúcar. Los microorganismos proliferan con mayor intensidad si se
  abusa del azúcar, el cual, debes recordar no sólo está en los dulces, sino además en los jugos y harinas. Procura
  refrescarte con infusiones tipo cebada, limonada o té helado cuya carga glicémica es muy baja.


Finalmente, si ya notas un cambio en el aspecto del flujo vaginal consulta a la brevedad con un especialista, de modo que tengas un manejo adecuado y no te expongas a que el problema empeore y sea más difícil de manejar.


Evita automedicarte que esto podría dificultar un manejo óptimo o favorecer una temprana recurrencia y con ello prolongar la incomodidad.