Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

La mujer moderna y sus múltiples roles ¿Cómo mantener la salud y el bienestar?

06 de Marzo del 2013

 

Hoy en día las mujeres cumplen un rol muy importante no sólo como pilares del núcleo familiar, sino que además, y sin dejar este rol, muchas participan activamente en mejorar la sociedad al ocupar diferentes áreas laborales y están en permanente desarrollo como personas.


Esta multiplicidad de roles se suman a los ya biológicamente establecidos como son la ovulación y menstruación incesante y como no, el embarazo, el cual, al ser muy demandante energéticamente ha venido a perfilar la tendencia actual a retrasar la maternidad y a tener pocos hijos.


Y es que tantas demandas, las biológicas que son inevitables, y las que vienen de los nuevos roles pueden ser la explicación de por qué ahora muchas mujeres sufren de algún síntoma crónico que recurre a pesar de seguir las sugerencias de los especialistas.


Ante esta nueva realidad ¿existe alguna manera de mantener la salud y el bienestar en todo momento y a cualquier edad?


Pues todo está en función a cómo equilibrar las cosas como para que la capacidad de responder a todas las demandas sea óptima y no nos agotemos con facilidad.


La dieta debe contener todos los grupos nutricionales, haciendo que predominen las fuentes de proteínas, aceites esenciales y fibra. Hay que preferir carbohidratos complejos en cantidades pequeñas y evitar azúcares o carbohidratos refinados que dañan el metabolismo y con ello la respuesta óptima de los tejidos a las demandas del día a día.


Es importante que las raciones de comida sean proporcionales a la actividad del día a día consumiendo más durante el día y menos cerca a la noche que es cuando hay que reposar. Si uno abusa de las comidas de noche y me voy a dormir muchas de ellas terminan almacenándose en forma de grasa. Pero no cenar tampoco es recomendable pues el ayuno prolongado no favorece al bienestar.


Una hidratación adecuada, sin excesos ni deficiencias es lo ideal.


Es mejor acostarse temprano y dormir 7 a 8 horas la mayoría de días, así el cuerpo puede producir hormonas reparadoras que me preparan para un nuevo día.


Es sabido que los órganos propiamente femeninos son muy susceptibles a daños no percibidos por agentes externos con lo cual el riesgo de lesiones en cuello uterino, útero, ovarios y mamas es muy común. Un estudio anual que incluya el examen adecuado de todos estos órganos a modo de saber con mucha certeza que todo anda bien o al menos poder detectar los cambios cuando aún no son un problema serio es algo que también es deseable.


Evitar factores de riesgo que casi siempre son consecuencia de desórdenes nutricionales y del estilo de vida, y hacerse exámenes de detección temprana de rutina, son la mejor manera de mantenerse sana y en bienestar en todas las etapas de la vida, ahora que los roles de la mujer son múltiples y van a seguir siendo así.


De parte del equipo del IMM les deseamos a todas las mujeres un feliz viernes en su día internacional, este 8 de marzo.