Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

Xenoestrógenos

29 de Mayo del 2013

Existen compuestos químicos desarrollados por el hombre que al ingresar al organismo tienen efectos hormonales similares al estrógeno. Se les conoce como xenoestrógenos y son ampliamente utilizados en la industria moderna.


Si bien cada producto los contiene en muy pequeñas cantidades, quizá la combinación de varios de estos productos podría incrementar el riesgo de un mayor contenido estrogénico en el cuerpo y alterar el delicado equilibrio hormonal necesario para un buen funcionamiento sobre todo de los órganos estrógeno dependiente.


Se sabe que una sobre exposición a los estrógenos en el varón podría alterar la cuenta espermática al alterar el delicado equilibrio andrógeno-estrógeno. Además podría contribuir a una menor calidad ovulatoria y en ambos casos incrementar el riesgo de demoras en la fertilidad.


De otro lado, la mama es muy sensible a los cambios estrogénicos y se ha visto que ciertos tumores malignos son estrógeno dependiente y así, contribuir a mayor riesgo de cáncer de mama.


Estas sustancias no son estrógenos en sí, pero cuando ingresan al cuerpo su estructura molecular o las sustancias resultantes de su degradación se ha visto que pueden activar los receptores celulares del estrógeno normal producido por el cuerpo y por lo tanto sumarse a la actividad estrogénica.


Si bien en la vida moderna la industrialización ha contribuido a consumir productos más seguros o llevarlos a lugares remotos y esto es parte de la oportunidad que tenemos de crecer como población de modo exponencial, también se ha contribuido de cierta manera a que, si se combinan varios productos muy industrializados, el proceso me exponga a adquirir una mayor cantidad de  éstos componentes y alterar la actividad del estrógeno.


Los xenoestrógenos más conocidos son los anticonceptivos, cuya actividad no sólo se centra en la persona que los consume, si no que al ser eliminados por la orina, terminan en el medio ambiente. Si bien su impacto para planificar el momento de tener hijos es positivo y han demostrado ser seguros, su uso siempre debe ser discutido con un especialista de modo que se recomiende la dosis y tiempos de uso adecuados.


Otras sustancias con efectos estrogénicos conocidos son: Parabenos (en lociones), BHA (preservante alimentario), 4-MBC (lociones de bloqueadores solares), bisfenol A (antioxidante en plásticos), y numerosos componentes totalmente industriales presentes en  insecticidas y pinturas


Existen numerosas evidencias de que en dosis pequeñas no se ha encontrado un impacto significativo en el bienestar, pero la recomendación general es revisar bien el inserto de ciertos compuestos que utilizo para el cuidado personal o alimentos envasados y procurar consumir los de mejor calidad que son más cuidadosos en su elaboración o preferir productos no procesados o conservados de modo artesanal.


La vida moderna nos ha dado excelentes soluciones que muchas veces se tornan necesarias, pero como todo en exageración, puede traer ciertos riesgos que debemos saber evitar para contribuir a mantenernos siempre en bienestar.