Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

DIU (T de cobre)

26 de Junio del 2013

¿Por qué es considerado el mejor método anticonceptivo?


Existen muchas afirmaciones a favor y en contra de éste método de planificación familiar, pero lo cierto es que recientemente se ha demostrado que es el método anticonceptivo más efectivo para prevenir un embarazo, muy por encima de uno de los más utilizados como es la píldora anticonceptiva.


Se sabe que las mujeres que utilizan la píldora, el parche transdérmico o el anillo vaginal tienen 20 veces más probabilidades de resultar con un embarazo no deseado que las mujeres que utilizan un dispositivo intrauterino.


¿Y esto por qué se da?


Si bien la efectividad de los anticonceptivos hormonales reversibles como la píldora anticonceptiva (el método más ampliamente utilizado) están bien documentados en estudios científicos, en la práctica tiene una gran limitante, y es que la usuaria recuerde tomar el fármaco de modo regular todos los días ya que si se pierde esa continuidad la ovulación puede ocurrir y perder su efecto de prevenir la concepción.


Esto también ocurre con otros métodos que se utilizan en corto plazo como los parches y los anillos vaginales. Los parches deben reemplazarse cada semana por tres semanas y luego descansar una semana y retomar su uso. El anillo debe colocarse por tres semanas y retirar y volver a colocar otro luego de una semana de descanso.


De otro lado, los DIU insertados por un profesional de salud capacitado son más efectivos en prevenir un embarazo toda vez que la usuaria se olvida de ellos una vez colocados y el riesgo de que fallen es 20 veces menor a los de efecto de corto plazo.


Ventajas del DIU


Aparte de ser más efectivo en prevenir un embarazo, se ha visto que el DIU disminuye el riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino pues al parecer crea un ambiente hostil no sólo para los espermatozoides si no que al activar el sistema de defensa limita la proliferación del papiloma virus humano (PVH) y con ello el avance hacia un cáncer.


Otra ventaja es que no contiene hormonas, por lo que los riesgos de los efectos indeseables como migrañas, cambios en el peso o en el estado de ánimo, problemas hepáticos o de la coagulación, así como en otros aspectos del metabolismo no aparecen en usuarias del DIU.


Y si bien puede proteger contra un embarazo hasta por 10 años a más, puede ser retirado sin problemas antes de ese tiempo.


Bien colocado, por un profesional de la salud capacitado, no ocasiona dolor pélvico ni ocasiona infecciones  pélvicas, salvo que éstas estén antes de ser colocado y por ello antes de ser insertado es importante una evaluación previa por el especialista a fin de descartar cualquier infección o embarazo u otro hallazgo que contraindique su uso.


Si bien no existe el método anticonceptivo ideal pues todos se oponen a algo natural como es la ovulación y fertilidad, la mujer moderna requiere de ellos y en nuestro caso siempre recomendamos utilizar el método con menor impacto en el equilibrio hormonal y en el  metabolismo siendo los dispositivos intrauterinos una buena alternativa a tener en cuenta.