Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

INCONTINENCIA URINARIA Y SOBREPESO

10 de Julio del 2013

La incontinencia urinaria o el escape involuntario de orina es un proceso que llega a afectar a muchas mujeres sobre todo aquellas por encima de los 35 años y es más frecuente  luego de la menopausia.


Se constituye así en una de las molestias que más pueden alterar la calidad de vida y el bienestar de una mujer por las limitaciones que puede ocasionar.


Si bien las causas que llevan a este problema son muchas como el haber tenido partos vaginales, sobre todo si fueron muy prolongados, el incremento crónico de la presión intra abdominal como al levantar mucho peso, tener estreñimiento severo o tos crónica, así como el adelgazamiento de los tejidos de soporte pélvico que son posibles con la edad, un factor crítico que se ha observado también va sumando con la edad es la aparición de sobrepeso y en muchos casos obesidad.


Numerosos estudios han encontrado que el sobrepeso es uno de los principales factores de riesgo para sufrir de incontinencia urinaria en la adultez y esto se debe a muchos factores.


Primero que el exceso de grasa en la cintura incrementa la presión sobre la pelvis y por ende sobre la vejiga incrementando el escape de orina al hacer esfuerzos e inclusive, podría limitar la capacidad de llenado de la vejiga,  por lo que la sensación de urgencia urinaria es mayor.


De otro lado, el sobrepeso significa que en mi dieta diaria predominan las fuentes de azúcares simples, los cuales al ingresar en mayor cantidad o al utilizarse menos, terminan convertidos en grasa y no sólo esto, si no que es posible que esté limitando la ingesta de alimentos estructurales con lo cual mis tejidos de soporte pélvico son menos resistentes.


Se ha demostrado que en casos de sobrepeso, disminuir tan sólo un 10% en el peso puede aliviar significativamente este síntoma, y el impacto es mayor si uno consigue tener una masa grasa y masa muscular adecuadas para la talla y edad de modo sostenido.


Si bien en los casos de incontinencia urinaria muchas veces la única opción de tratamiento que se ha tenido viene por la cirugía, la cual es una excelente alternativa, sus resultados, inclusive el retrasar un poco la misma podría ser posible con un enfoque orientado a equilibrar nutrición y metabolismo y con ello conseguir un peso adecuado con una composición corporal adecuada.


En el IMM nos esforzamos por brindar a las pacientes alternativas que tengan un enfoque más integral en cuanto a conseguir un bienestar sostenido ya que controlar el sobrepeso no sólo podría aliviar esta incómoda situación sino además mejorar y prevenir otras complicaciones asociadas al mismo.