Solicita una cita

ARTÍCULOS IMM

Caída del cabello y ovarios poliquísticos

23 de Abril del 2014

La caída del cabello puede resultar en un evento muy incómodo para las mujeres y si bien sus causas son múltiples como la edad (a más edad más riesgo), el estrés, insuficiencias de oligoelementos y proteínas en la dieta y otros no bien establecidos, en muchos casos existe además un disbalance hormonal donde el ovario juega un rol preponderante.


Sabemos que el ovario poliquístico es básicamente el reflejo de disbalances hormonales donde el ovario es obligado a fabricar más andrógenos, entre ellos, la dehidrotestosterona (DHT).


Altos niveles de DHT se han visto asociados a caída del cabello, dado que esta hormona androgénica bloquea al folículo y detiene el crecimiento de nuevo cabello. En este caso lo que se ve es que se produce una alopecia androgénica (caída del cabello por exceso de andrógenos).


El dosar los andrógenos en sangre ayudan, pero en muchos casos existe el exceso de DHT  a nivel del cuero cabelludo sin notarse esa elevación en sangre.


Si bien pueden coexistir otros factores que motiven dicha caída, el manejar adecuadamente la actividad del ovario mediante modificaciones nutricionales y del estilo de vida es muy importante para disminuir los factores que contribuyen a la pérdida del cabello.


En algunos casos la actividad del ovario no puede modificarse por predisposición individual pero en la mayoría de casos sí.


Una dieta rica en azúcares refinados es un factor que contribuye a la aparición de ovarios poliquísticos y exceso de andrógenos. Incrementar el consumo de proteínas y fuentes de carbohidratos complejos en cantidades moderadas es lo ideal.


Se ha visto que el ejercicio moderado facilita la actividad de la insulina y con ello disminuye el sobre estímulo al ovario.


Crear mecanismos para poder controlar el estrés es muy deseable ya que cuando existe es posible que desordenemos más la dieta y el estrés de por sí también contribuye a más caída del cabello.


En algunos casos, el ovario poliquístico se ha asociado a hipotiroidismo que también contribuye a la caída del cabello.


Un manejo especializado que incluya un enfoque multidisciplinario que abarque un adecuado manejo local y sistémico es lo que promovemos en el IMM.