ESTUDIO DE IMÁGENES

ANÁLISIS DE LA COMPOSICIÓN CORPORAL POR IMPEDANCIA

En las mujeres adultas, a cualquier edad, menos del 30% de su masa corporal debe ser tejido graso e idealmente un 25%. El incremento de la masa grasa, que es más probable luego de los 40 años, no sólo afecta el tema estético, si no principalmente, incrementa los riesgos de infarto y de diabetes.

Además incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama o de endometrio. Así el peso o el índice de masa corporal (relación peso para la talla) estén dentro de rangos normales.

Mucho más si éste incremento de la masa grasa se acompaña de una pérdida de la masa muscular que no siempre es por falta de ejercicio.

Somos el único centro que de manera interdisciplinaria, sabemos normalizar este parámetro de riesgo desde el punto de vista médico, beneficiando además a la imagen corporal.