PREGUNTAS FRECUENTES

TENGO UNA MOLESTIA CRÓNICA Y ES RECURRENTE A PESAR DEL TRATAMIENTO

En el IMM podemos ayudarte.

Muchos problemas recurrentes se deben a que en el enfoque de tratamiento que te han sugerido, sólo se está tratando de aliviar el síntoma, más no se está buscando ni tratando la causa básica, la cual muchas veces se asocia a desórdenes en el metabolismo. En el IMM somos especialistas en Ginecología Endocrinológica y es muy probable que con nuestro enfoque encuentres la solución que tanto necesitas a tus molestias.

NO TENGO MOLESTIAS PERO DESEO PREVENIR

Detección temprana de cambios en los órganos femeninos.

- Mediante los Estudios Integrales One Stop Day (todo en un día).

- Mucho antes de que produzcan síntomas específicos y sea más complejo el tratamiento.

Identificación y corrección de factores de riesgo que predisponen a tener problemas serios en los órganos femeninos y en otras áreas del cuerpo.

Sabías que:

- Si tienes ovarios poliquísticos tienes 7 veces más riesgo de desarrollar diabetes a futuro.

- Si tienes mastopatía fibroquística el riesgo de padecer lesiones malignas en la mama, así no haya ningún familiar con este problema, se incrementa cinco veces más.

- Si las menstruaciones son abundantes o irregulares tienes más riesgo de elevar el LDL y con ello más riesgo de problemas cardiovasculares.

- Si tienes flujos recurrentes triplica el riesgo de padecer lesiones malignas en el cuello uterino.

- Si tienes osteopenia u osteoporosis es posible que a largo plazo tengas más riesgo de diabetes.

- Y así, muchos riesgos que en evaluaciones previas probablemente no te lo hayan aclarado. Y es que el cuerpo actúa de modo integrado como una sola unidad ¡sin saber que existen especialistas! Y todo esta interrelacionado, nuestra nutrición, nuestro metabolismo y el funcionamiento de los diferentes órganos y sistemas en nuestro cuerpo.

ESTOY GESTANDO

Deseo saber ¿Cuál es el mínimo de controles con ecografía que debo hacerme?

Las ecografías se pueden realizar en todo momento de la gestación con absoluta seguridad para el bebé y la madre.

No obstante existen un mínimo de ecografías a realizarse de acuerdo a las semanas de gestación:

- Las semanas de gestación se comienzan a contar desde la última fecha de menstruación (que es la última fecha confiable conocida).

- No se cuenta la gestación desde la fecha de fecundación, la cual es imposible saber con certeza, toda vez que la ovulación no siempre se da el día 14 (contando desde el primer día de la regla). Pudiéndose dar desde el día 10 hasta el día 21 o más.

- El mínimo de ecografías se sugiere en gestaciones sin complicaciones. Si existe algo que no está normal (sangrados, dolor, flujo, etc) se deben hacer tantos controles como los que tu médico considere necesarios. El mínimo de ecografías a realizarse son los momentos en el cual el control prenatal es más ventajoso:

Semana 5 a 7 de gestación (aproximadamente 7 a 14 días de atraso menstrual)

- Se recomienda Ecografía 2D de alta resolución

- Valorar si la gestación está dentro del útero y descartar que no sea un embarazo ectópico.

- Valorar el número de embriones.

- Valorar la anatomía del útero y ovarios.

Semana 11 a 13 de gestación

- Se recomienda Estudio Genético Primer Trimestre 4D.

- Valorar marcadores ecográficos de defectos genéticos con ecografía 2D de alta resolución y Doppler color

- Valoración del riesgo de preeclampsia con el Doppler de arterias uterinas.

- Valoración de la anatomía de superficie mediante ecografía 4D.

Semana 18 a 24 de gestación

- Se recomienda Estudio Materno Fetal 4D – Doppler color.

- Valorar el normal crecimiento del bebé con ecografía 2D de alta resolución.

- Valorar el bienestar fetal con ecografía Doppler color .

- Determinar con mayor exactitud el sexo fetal.

- Anatomía de superficie y rostro fetal con ecografía 4D.

Semana 34 a 37 de gestación

- Se recomienda Control prenatal con ecografía 2D – Doppler color.

- Valorar el normal crecimiento del bebé con ecografía 2D de alta resolución.

- Valorar el bienestar fetal con ecografía Doppler color.

- Valorar el normal crecimiento del bebé con ecografía 2D de alta resolución.

- Estimar el peso final del bebé.

- Y recuerda, mientras más pronto visites a tu médico, más oportunidad de que todo marche bien con tu bebé y contigo.

Deseo tener las primeras fotos de la carita de mi bebé

Entre las semanas 22 a 29 de gestación se dan las mejores condiciones para ver el rostro de tu bebé. Más detalles visita Estudio Materno Fetal 4D – Doppler color y mira las ventajas y limitaciones.

Deseo saber cuál es el sexo de mi bebé

Saber con antelación el sexo del bebé permite una adecuada organización de los ambientes y otros utensilios para el bebé.

A partir de la semana 18 se ve con 100% de certeza el sexo del bebé.

No obstante existen algunas limitaciones como la posición fetal que si muestra preferentemente la espalda o está en podálico a veces no es posible visualizarlo directamente.

Al ser los bebés muy activos y que cambian de posición constantemente es probable que en los siguientes controles se visualice con certeza.

DESEO PREPARARME PARA UNA GESTACIÓN SIN COMPLICACIONES

Si bien es importante que ni bien sepas que estás embarazada acudas con tu médico para empezar el control prenatal, lo ideal es que ingreses al embarazo ya preparada para enfrentar los cambios intensos que producen el bebé en tu cuerpo.

Por ejemplo, se sabe que tomar ácido fólico hasta 3 meses antes de gestar, disminuye mejor el riesgo de defectos en el desarrollo neurológico del bebé.

Pero la gestación es como un edificio en construcción y no sólo necesita buenos nutrientes y suplementos vitamínicos, que vendrían a ser como los ladrillos, el fierro, el cemento, sino que además, necesita mucha energía y buen metabolismo, que vendría a ser la energía que aportan los obreros, las mezcladores y los grupos electrógenos.

En el IMM identificamos si existen disbalances metabólicos que pueden complicar la gestación al no poder responder a la demanda incesante de energía de un bebé en permanente crecimiento.

Muchas pacientes ingresan a esta etapa con disbalances leves o subclínicos sin saberlo pasando luego por fatiga extrema, dolores musculares, náuseas y vómitos intensos, amenazas de aborto y hasta complicaciones mayores como la preeclampsia o el parto pretérmino.

Así en el IMM la preparación del embarazo involucra equilibrar nutrición y metabolismo para llevar a cabo una gestación con el mínimo de complicaciones o sin ellas.

TENGO PROBLEMAS PARA QUEDAR EMBARAZADA

La fertilidad es un tema que involucra a la pareja y, asumiendo que hemos constatado un espermatograma normal (estudio de los espermatozoides en el semen del varón), en la mujer, no sólo depende de la integridad anatómica (útero sin tumoraciones, ovarios sin quistes, trompas permeables), o de que exista ovulación, sino además de la integridad funcional: calidad ovulatoria para una fertilización óptima, adecuados nutrientes en el trayecto de la trompa uterina, buen endometrio que permita una implantación adecuada.

La integridad funcional puede verse seriamente afectada si existen disbalances metabólicos que no permiten un óptimo funcionamento de los órganos que participan en la reproducción.

Muchas veces se trata de forzar la ovulación con medicamentos o forzar el encuentro del óvulo con el espermatozoide mediante inseminación o in vitro. Y si bien esto es necesario y ha mejorado la fertilidad de muchas parejas, no siempre estos enfoques buscan o corrigen la causa básica de la infertilidad, que muchas veces es metabólica. Y así, por más que se fuerce el encuentro entre óvulo y espermatozoide, no ocurre el tan ansiado embarazo.

En el IMM hemos desarrollado una metodología diagnóstica y terapéutica que no sólo utiliza lo de rutina en los centros de fertilidad, si no que vamos más allá y buscamos los desórdenes metabólicos subyacentes para corregirlos y recuperar la fertilidad.

ANTICONCEPCIÓN, ¿CUÁL ES EL MEJOR MÉTODO PARA MÍ?

La mujer de hoy necesita realizarse como persona y como profesional y muchas veces, es importante contar con un método de control de la natalidad adecuado para cada caso en particular.

Las opciones anticonceptivas sin hormonas o de barrera son el preservativo y el dispositivo intrauterino.

Existen muchas opciones anticonceptivas hormonales que varían en la forma de administrarse (vía oral, a través de la piel, en inyectable, anillos vaginales, implantes sub dérmicos, dispositivos intrauterinos), en su contenido hormonal (estrógeno y progestágeno, sólo progestágeno) y en la concentración hormonal (cantidad de hormona por dosis).

Si bien la mayoría de los métodos son seguros y fácilmente reversibles, en algunas puede precipitar trastornos en el peso, migrañas, fatiga, ánimo depresivo, náuseas, etc.

Estos problemas si bien se manifiestan o empeoran con los anticonceptivos, no es que estos medicamentos los ocasionen, si no que los precipitan, pero la susceptibilidad ya venía en la paciente antes de comenzar a utilizarlos.

Es por ello que, como cualquier medicamento, lo ideal es que sea recomendado por un médico previa evaluación de si existen factores de riesgo que podrían limitar su utilización.

EL PAPILOMA VIRUS HUMANO: MITOS Y VERDADES.

Los seres humanos día a día convivimos con millares de bacterias y virus que son parte de nosotros sin saberlo y, la mayoría de veces, en concentraciones que no ocasionan molestia alguna.

Desde que nacemos, cada contacto que tenemos con el ambiente y las personas que nos rodean adquirimos bacterias y virus para nuestra piel, y todas nuestras mucosas (respiratoria, digestiva, urinaria, vaginal).

Los papiloma virus humano (PVH) son virus con una extremada variabilidad o sub tipos, más de 150 y se encuentran en diferentes zonas de nuestro cuerpo.

Los primeros papilomas adquiridos se dan al momento del paso por el canal de parto de nuestras mamás y éstos pueden alojarse en la piel, en la faringe y en los bronquios. Aunque el riesgo es mínimo o casi ausente, es posible.

Al iniciar la vida sexual es muy probable que adquiramos el papiloma virus humano si nuestra pareja es portadora del mismo.

La infección por PVH en la zona genital es muy común y se estima que a lo largo de la vida 75 a 90% de las personas lo tendrán en algún momento.

Lo cierto es que la mayoría, ni siquiera sabrán que lo tienen y no les ocasionará ninguna molestia ni ninguna lesión (estado de portador). En este punto, el saber si lo tengo o no, sólo genera angustia y crisis en las relaciones personales que no siempre son justificadas, pues puedo tener el virus latente desde mi adolescencia y recién expresarse.

Esto es porque la proliferación viral se ve muy limitada si existe un adecuado sistema inmune o de defensa.

Lamentablemente mantener siempre un buen sistema de defensa puede variar en el tiempo y es por ello que se deben hacer evaluaciones periódicas idealmente combinando la colposcopia y el papanicolau.

Si el sistema de defensa se ve vulnerado o el tipo de virus es muy agresivo, es posible desarrollar infecciones sub clínicas (cambios pre cancerosos o displasias) o infecciones clínicas ya sean benignas (condilomas o verrugas genitales) o malignas (cáncer de cuello uterino).

La colposcopia puede identificar los cambios pre cancerosos 5 a 10 años antes de que se conviertan en una lesión establecida, dando oportunidad para tratar de modo mínimamente invasivo a estas lesiones (mediante cauterización y/o conizaciones). Es por ello que en el IMM incluimos la colposcopia de rutina para la evaluación del cuello uterino.

¿Cómo me mantengo protegida de éste riesgo?

- Primero: relaciones sexuales seguras. Tener una pareja estable, utilizar preservativo de rutina.

- Segundo: control periódico mediante colposcopia y papanicolau.

- Tercero: mejorando el sistema de defensa. Balanceando nutrición y metabolismo. Y en este tema en el IMM somos expertos en una manejo interdisciplinario que no sólo mejora el sistema de defensa para el área ginecológica si no que permite evitar infecciones recurrentes en otras áreas del cuerpo.

PRIMERA VISITA AL ESPECIALISTA ¿CUÁNDO HACERLA?

La primera visita a tu médico debe ser iniciada por dos razones:

- Cuando haya alguna molestia propia del área ginecológica: menstruación irregular, dolor menstrual o mamario, flujos vaginales anormales.

- Cuando no tengas molestias pero ya tienes 6 meses a más de iniciada la vida de pareja.

Es por ello que, como cualquier medicamento, lo ideal es que sea recomendado por un médico previa evaluación de si existen factores de riesgo que podrían limitar su utilización.

Pregúntanos y un especialista te responderá a la brevedad posible.

ADVERTENCIA:
Este medio es para orientar acerca de algunas dudas y la mejor opción de estudio. No es para hacer consultas que impliquen un diagnóstico y no es para recomendar tratamiento.

*

*

*

*

*

(*) Campos Obligatorios